Dieta equilibrada muy importante para los niños

La importancia de seguir una dieta equilibrada es especialmente importante en el caso de los niños.

Como sus cuerpos se encuentran en crecimiento y desarrollo, el aporte de nutrientes debe realizarse de la manera adecuada, evitando desequilibrios y educando su sentido del gusto. Solo con estas indicaciones conseguiremos adultos sanos.

 

Beneficios de una dieta en la infancia

La adopción de buenos hábitos alimentarios durante la infancia es vital para el crecimiento y para el rendimiento escolar de los pequeños. Y es que, aunque a veces no somos conscientes, una dieta incorrecta puede provocar problemas de aprendizaje y de conducta.

estreñimiento
La adquisición de hábitos alimentarios saludables comienza en el entorno del hogar, donde los pequeños deben observar que comer es importante y requiere tiempo y dedicación. En este sentido, es interesante que los pequeños vean a sus progenitores cocinar, procesar los alimentos, ingerir todo tipo de alimentos y reciban información sobre las ventajas e inconvenientes de comer una cosa u otra.

Este proceso educativo debe completarse en la escuela, donde el profesorado debe incidir en la importancia de seguir las indicaciones de la pirámide alimenticia. Preceptos que se materializarán, por ejemplo, en unas pautas de desayunos diarios en la escuela (donde cada uno de los días se tendrá que aportar un alimento diferente indicado por el profesorado) o en la confección del menú diario que se sirva en los comedores escolares.

 

Dieta equilibrada en niños: Claves

Para conseguir que los pequeños adquieran una dieta equilibrada es importante que, tanto dentro como fuera de casa, sigan las siguientes pautas:

  • Hay que acostumbrar a los pequeños a hacer cinco comidas al día. Es decir, desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.
  • Desayuno diario que incluya: lácteos, cereales (en grano o como ingrediente de pan o galletas) y fruta o zumos naturales. Es importante que los pequeños se acostumbren a hacer un desayuno antes de salir de casa para que lleguen con energía a clase.
  • Aunque los pequeños coman en el comedor escolar, es importante que realicen alguna de las comidas diarias en familia. De esta manera, podremos observar el comportamiento alimentario de nuestros hijos e hijas y corregir aquellos aspectos que requieran reprobación.
  • Comer despacio y sin distracciones. Hay que evitar, por tanto, la televisión mientras comemos, las prisas o el picoteo entre comidas, pues quitan el hambre.
  • Potenciar el consumo de pescados y legumbres. Aportan nutrientes esenciales para el desarrollo de los pequeños.
  • Promover el consumo de fruta y verdura. Lo ideal, según destacan los organismos de alimentación, es que se tomen cinco piezas diarias. Para facilitar su ingesta, lo mejor es utilizarlas en la merienda o en el desayuno del recreo.
  • Cuando comamos fuera de casa seleccionar lugares en los que se prepare la comida de manera diaria. Debemos evitar los restaurantes de comida rápida o comida basura.
  • Controlar el consumo de carnes envasadas y de embutidos. Estos productos contienen muchas grasas, conservantes y aditivos que no siempre sientan bien al organismo.

De esta manera contribuiremos a la prevención de enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad, e incluso algunos tipos de cánceres tanto en edades tempranas como cuando sean personas adultas.

Dieta equilibrada en niños: Peligros

ninos_piramide_nutricionalSi queremos que nuestros hijos e hijas sigan una dieta equilibrada debemos evitar los siguientes productos en su alimentación diaria:

  • Zumos envasados. Tienen mucho contenido en azúcar y no tienen las mismas propiedades que los zumos naturales. Es importante que se acostumbren a beber agua.
  • Bollería industrial. Contienen muchas grasas saturadas y calorías.
  • Refrescos dulces. Tienen mucha azúcar y no sacian la sed.
  • Snacks salados como las patatas fritas o productos similares. Contienen mucha sal y aditivos, además de grasas saturadas.
  • Dulces y chucherías. Que solo deben consumirse ocasionalmente y nunca emplearse como premio a un comportamiento correcto.

Es importante, pues, el seguimiento de una dieta equilibrada en los niños para evitar problemas de malnutrición, así como la aparición de dolencias como: la anemia, el sobrepeso, la obesidad y la caries.

Además, y relacionado con todo lo anterior, es importante que los pequeños practiquen alguna actividad física con la que se quemen las calorías ingeridas durante las comidas diarias.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.